Sentir la felicidad ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? Parte I

January 10, 2013  No hay comentarios

Todos hemos escuchado a alguien decir: “Cuando termine la carrera voy a ser feliz”, al llegar ese día, movemos el sueño de la felicidad a cuando tengamos un buen trabajo que nos permita realizarnos profesionalmente, luego a cuando podamos comprar nuestro propio coche. Nos sentimos tan bien cuando lo logramos, que movemos nuevamente nuestra felicidad al momento en que encontremos nuestra pareja ideal, cuando podamos tener hijos sanos, hacer un viaje, comprar una casa, etc.

Creemos que el poseer o tener más asegurará nuestra existencia, pero más bien es como una carrera que nunca termina y en la que cada vez nos exigimos más. Pensamos que la felicidad está en la meta alcanzada, pero al alcanzarla nos preguntamos: “¿por qué no logramos sentirla con la intensidad que esperábamos?”.

También sucede frecuentemente que las mujeres, al convertirse en madres y realizar el -sueño de su vida-, no se sienten tan felices
como imaginaron. Esto es muy común, ya que la madre no entiende las necesidades de su bebé, que llora mucho, tiene reflujo, no duerme o no come bien, y esto la hace sentir ineficaz como madre.

Entonces muchas se preguntan cómo es que se sienten tan inseguras como madres y prefieren regresar lo antes posible al trabajo, para “salvarse” de esa difícil e insatisfactoria situación del hogar. Y se va volviendo un círculo vicioso, pues no disfrutan a sus hijos y la vida de pareja también se vuelve cada día más difícil; lo que ocasiona que los momentos de amor sean cada vez más escasos y la insatisfacción en los miembros de la familia, cada vez mayor. Y entonces resulta que ya nadie en esa casa es feliz.

Ante este panorama, nos preguntamos: “¿Dónde quedó la felicidad? ¿En qué momento se fue? O más bien, ¿Llegó junto con el bebé o nunca llegó? Y ¿Algún día llegará?.

En el siguiente posteo te presentaremos el verdadero lugar donde puedes encontrar la felicidad y los beneficios de ser una persona
feliz y contenta contigo misma.

Deja una respuesta