¿Pañales de tela o pañales desechables?

July 10, 2018

¿Pañales de tela o desechables? Ambos representan grandes ventajas y desventajas que deben valorarse.

Para los padres, los pañales son objetos que se vincularán a ellos y a su bebé por un considerable periodo de tiempo. Los tiempos han cambiado, no sólo los ingresos y la economía son retadores, sino también existe una nueva tendencia a preferir lo reutilizable en beneficio y cuidado del planeta. Tomando en cuenta esto nos hacemos una pregunta esencial: ¿preferimos pañales de tela o desechables para nuestro bebé? En este posteo exploraremos algunas características de ambos que podrían facilitar la respuesta.

Pañales de tela

Si tomamos en cuenta la talla o ajuste, prácticamente no hay mucha diferencia entre los pañales de tela o los desechables, pues el diseño de ambos ha evolucionado lo suficiente como para encontrar en el mercado diferentes tipos acorde a la edad y al peso del bebé. Lo importante a considerar en el pañal de tela es el tipo de material con el que está construido, por ejemplo:

Franela: suave, pensado para épocas de frío. Se sujeta con botones o con seguros pañaleros (aquellos muy grandes que usaban las abuelas). Tienden a ser pesados con la humedad y desechos.

Con pliegues: están elaborados a base de capas que permiten la absorción, lo que los hace resistentes para aguantar una salida, pero suelen ser más gruesos que los demás.

Planos y curveados: el plano es el más simple que existe, pues lo conforma un trozo de tela con tratamiento impermeable que se sujeta con pinzas o velcro. El curveado está desarrollado con una forma anatómica que se adapta a las curvas naturales del cuerpo del bebé, lo que evita escurrimientos.

Ajustable: su diseño es igual al los desechables, con resortes laterales, pero está fabricado con tela lavable y reusable.

Con relleno: El diseño incluye una “bolsita” que puede rellenarse de algodón o gasa para absorber. Esto es útil pues seca más rápido y evita rozaduras.

Sea cual sea el modelo, todas son telas tratadas o adicionadas con materiales que impiden el paso del agua y desechos. Entre las ventajas que presenta esta opción de pañales, en primer lugar, está la económica, puesto que aunque la inversión inicial pueda ser fuerte, tener la posibilidad de usar muchas veces el pañal hasta que el bebé crezca y cambie de talla si representa un ahorro monetario. La segunda gran ventaja está en el aspecto ecológico: usar pañal de tela mitiga la producción de basura y contaminación que este tipo de desechos dejan en el planeta.

Entre las desventajas, la principal, por supuesto, es que debemos lavarlos. Contrario a la creencia popular, no es tan difícil hacerlo: con un poco de agua caliente y jabón neutro podemos limpiarlo perfectamente. Otra desventaja está en la absorción y poca capacidad de retener los desechos, que seguramente implicará algunos accidentes o baños constantes al bebé para evitar rozaduras.

Pañales desechables

Todos los conocemos bien, hay gran variedad de colores, marcas y materiales con los que están elaborados. Son prácticos y muy absorbentes, lo que permite al bebé estar seco por más tiempo y evitar rozaduras. Quizá esa, la practicidad, sea la más grande de sus ventajas, puesto que en lo económico salen perdiendo: es una realidad que los pañales desechables cada vez son más caros.

Respecto a la parte ecológica, varias marcas y empresas han hecho un esfuerzo por mitigar el impacto, tendiendo a elaborar los pañales con materiales un poco más amigables con el planeta, aunque si debe anotarse que hoy por hoy no existe ninguno biodegradable al 100%.

Si te interesa saber más sobre este tema, te invitamos a que consultes algunos sitios como:
-Ecopipo, pañales de tela mexicanos: https://ecopipo.com
-BioBaby, pañaes de tela ecológicos: http://www.biobaby.com.mx/mobile/index.html

Finalmente, la decisión también debe basarse en las necesidades del bebé y los padres. ¡No dejes de compartir con nosotros tu experiencia! Seguramente le será muy útil a papás y mamás que están por tomar decisiones sobre esto.