Los sentidos del bebé (Tacto, Vista y Oído)

August 2, 2018

En el estado de receptividad, los sentidos, los cuales empezó a desarrollar desde que estaba en el útero, juegan un papel muy importante.

El estado alerta del bebé es muy importante, pues resulta la oportunidad de comenzar a interactuar con el mundo, así como con sus padres. En este estado de receptividad, los sentidos, los cuales empezó a desarrollar desde que estaba en el útero, juegan un papel muy importante.

El tacto es probablemente el más importante de ellos. La estimulación táctil regular por tu parte es siempre positiva, ya que modera los niveles de las hormonas del estrés infantil: norepinefrina y cortisol; igualmente, promueve la ganancia de peso, aumenta el funcionamiento del sistema de inmunidad y las conexiones cerebrales y disminuye la frecuencia cardiaca. Por esta razón volvemos a recalcar la importancia de mantener cerca a tu bebé en todo momento y dejarlo experimentar con los dedos de las manos y de los pies al contacto con tu cuerpo para establecer conexión y generar confianza y seguridad.

Los recién nacidos muestran una clara habilidad para recordar sonidos desde el sexto mes de gestación, y reaccionan especialmente a la voz de su madre. Igualmente, ponen atención a la voz del padre, familiar desde la vida intrauterina, y muestran disposición e interés para responder. Los bebés parecen estar programados para mirar en la dirección de donde proviene el sonido, y escuchan con interés en un esfuerzo por comunicarse.

Otra capacidad que usan los bebés para su bienestar es la habituación, ya sea despiertos o dormidos, para dejar afuera o excluir excesos de estimulación (sonidos que no quieren oír). Asimismo, los bebés muestran un interés especial en la visión, esto es, prefieren la cara de su madre a otras caras de mujeres.

En la fase de alerta tranquila, el recién nacido escucha la voz con especial interés, y es capaz de involucrarse emocionalmente de una manera impactante, con respuestas que son resultado de emociones. Además, cuando los padres son sensibles a dichas respuestas, esto puede ayudarle a saber más de sí mismo en el proceso de aprender a comunicarse.

¡Despierta y estimula los sentidos de tu bebé! Esto ayudará a formar lazos y conexiones contigo que serán irremplazables.