Los grandes beneficios del porteo, porque esto es más que una moda.

October 25, 2018

El porteo debe considerarse como algo elemental para la crianza de bebés. Esto es más que una moda.

Llevar a tu bebé muy cerca es una experiencia maravillosa que fortalece un sentimiento de protección y una estrecha relación entre hijos y padres. Poder estar tan cerca de mamá y papá los tranquiliza, y los hace sentir protegidos y seguros.

Portear con un rebozo favorece una buena posición para el bebé, mejor conocida como la “postura de la ranita”, que se consigue cuando tenemos las pompis del bebé al nivel de nuestro ombligo, y su cabeza debajo de nuestra barbilla, sin que llegue a tocarnos.

  • Entre los grandes beneficios que podemos contar del porteo, están:
  • Lloran menos: los bebés que son porteados son más tranquilos y lloran menos.
  • Duermen mejor: se ha demostrado que los bebés con los que se ha usado el método canguro aumentan más rápido el peso y duermen mejor.
  • Tienen mejor desarrollo psicomotor: el constante balanceo genera en los niños mejor equilibrio y mejor control postural, debido a que su cuerpo se va adaptando a nuestro movimiento..
  • Los cólicos disminuyen. Llevar al bebé en posición vertical (vientre contra vientre) beneficia mucho a su sistema digestivo, que aún es inmaduro y facilita la expulsión de gases.
  • Son más sociables. El bebé se integra en la vida cotidiana, participando en lo que el adulto hace; en los paseos y charlas.

Pero no sólo se benefician los bebés, sino también sus padres. Lo primero y más obvio, es muy práctico porque nos deja las manos libres para poder hacer cualquier cosa.

El rebozo reparte muy bien el peso en la espalda, por lo que papá o mamá estarán muy cómodos y, al mismo tiempo, descansarán los brazos. Además de esto:

  1. Fortalece los vínculos. El contacto continuo favorece una relación muy especial entre el bebé y mamá o papá, ya que la cercanía del recién nacido provoca la secreción de una serie de hormonas, como la oxitocina y la prolactina. Además, previene la depresión posparto, ya que el contacto directo aumenta el nivel de otras hormonas, como las endorfinas.
  2. Aporta seguridad. Los porteadores que llevan a sus bebés pegados a sus cuerpos se sienten más seguros y confiados porque serán capaces de reconocer más rápidamente las señales del bebé e identificarlas (hambre, cansancio…).
  3. Beneficia la lactancia materna. Llevar al bebé cerca provoca que la madre segregue oxitocina, lo que favorece la subida de la leche y un buen establecimiento de la lactancia materna.

En Te Abrazo te invitamos a conocer las diferentes opciones que tenemos en rebozos para porteo, ¡con telas muy resistentes y naturalmente confeccionadas que también cuidarán tu piel y la de tu bebé! Además, estamos con descuentos, ¡aprovecha!

¡VISITA NUESTRA TIENDA EN LÍNEA!