Los abuelos: compañeros ideales para las vacaciones.

July 3, 2018

Los abuelos son un pilar fundamental en el desarrollo afectivo de cada niño.

Ya es julio, y con el verano llegan los días libres al terminar el ciclo escolar; ahí está la oportunidad perfecta para romper la rutina visitando a familiares y saliendo un poco de casa. Es el momento ideal, incluso, para pasar algunos días con los abuelos, recordando siempre la importancia de este vínculo, pues una relación amorosa y positiva entre abuelos y nietos hace que éstos últimos se sientan más unidos a sus padres.

Los abuelos son los transmisores ideales de la historia familiar; les enseñan a los nietos cómo eran sus padres y qué hacían cuando eran pequeños, les cuentan anécdotas y esto a los niños les encanta. Siempre es bueno que los niños sepan sus orígenes a través de los relatos de vida de sus padres y abuelos.

Los abuelos transmiten a los nietos valores, actitudes y formas de pensar. Todo esto se logra gracias a un ingrediente esencial: el amor. Y cuando un vínculo se construye con amor, perdura para toda la eternidad. El abrazar a los nietos fortalece este vínculo.

Las historias fascinantes que los abuelos cuentan a sus nietos acerca de su época provocan en los niños una mayor conciencia social del mundo en el que viven, y así descubren ellos, sin darse cuenta, que existe una continuidad en el tiempo.

Los abuelos son seres llenos de sabiduría con una gran experiencia de vida. Se ha comprobado que los abuelos que pasan más tiempo con sus nietos hacen de estos niños seres más sanos y felices. Seguramente todos recordamos esos bellos momentos cuando convivíamos con los nuestros, y éstos se convertían en cómplices de alguna travesura o nos guardaban algún secreto en un cofre con llave y nadie más que ellos tenía la llave.

Son los abuelos quienes siempre están dispuestos a escuchar atentamente todas esas historias que día a día los niños crean, hasta aquellas quejas de las “injusticias” de los padres. Este vínculo maravilloso permite a los abuelos tolerar en sus nietos lo que nunca hubieran permitido a sus hijos.

Así es como los abuelos toman el papel de los grandes transmisores de un enorme amor, confianza, ternura, así como de una cultura de leyendas, cuentos e historias que enriquecen a los nietos, y les muestran otra perspectiva del mundo.

Los abuelos son un pilar fundamental en el desarrollo afectivo de cada niño. Es muy importante que los niños integren a sus abuelos en su núcleo familiar, que formen parte de su vida, que observen la relación entre éstos y sus padres, ya que esta relación constituye un modelo para ellos.

Bibliografía: El abrazo como forma de vida
Autor: Laura Rincón Gallardo