En este otoño, te abrazo en el frío.

November 21, 2017

Empiezan los fríos y las mamás nos preocupamos más porque las bajas de temperatura provocan que, sobre todos los más pequeños, caigan enfermos. Si tomas las precauciones necesarias, esta época del año no tiene por qué afectarte a ti ni a tu bebé. El responsable de las enfermedades respiratorias no es particularmente el frío, sino los cambios bruscos de temperatura.

A continuación, algunos consejos para sobrellevar el invierno de la mejor manera, con bebés sanos y felices.

  • No lo saques de la casa cuando haga mucho frío si no es estrictamente necesario; si vas a hacerlo, abrígalo bien, tapándole la cabecita, para que el cambio sea lo menos drástico posible.
  • Evita que tu bebé se enfríe al sacarlo de bañar. Tápalo bien inmediatamente al sacarlo del agua. Mientras está en el agua, utiliza un calentador de ambiente para calentar la habitación; apágalo unos minutos antes de sacarlo del baño para que vaya ajustando su temperatura y el cambio sea menor.
  • Tapa bien a tu bebé cuando haga frío, pero no exageres pues el exceso de abrigo es tan malo como la falta de abrigo.
  • Evita los ambientes secos e hidrata la piel del bebé con cremas humectantes y emolientes.
  • Cuida que la alimentación del bebé sea adecuada con el aporte suficiente de nutrientes que le ayuden a reforzar su sistema inmunológico.
  • Nunca auto mediques a tu bebé; si notas cualquier síntoma de enfermedad, por más pequeño que sea, llévalo con el pediatra para que lo revise y lo medique de manera adecuada.

La temporada de invierno es ideal para cargar a un bebé recién nacido con un rebozo, pues mamá y bebé se mantienen juntos y calientitos.

Envuelve a tu bebé esta temporada de invierno con Te Abrazo en el frío, que ayuda a mantener a buena temperatura a mamá o papá y bebé.