El abrazo de Contención se convierte en una forma de vida

April 4, 2013  No hay comentarios

Cuando los padres han practicado la Terapia de Contención con sus niños pequeños entonces se dan cuenta de la imperiosa necesidad de llevarla a casa y convertirla en un “abrazo como forma de vida”.

Este es el caso de muchas madres que hacen un profundo trabajo para sanar las heridas emocionales de la infancia, y les resulta tan gratificante que quieren poner en práctica el abrazo todo el tiempo.

Abrazar se convierte en algo fundamental y una práctica de la vida diaria. No como terapia cuando no hay necesidad, pero sí como una forma de llevar el día a día.

Durante la adolescencia los hijos no son fáciles, pero el abrazo diario ayuda muchísimo a que estos adolescentes se sientan apapachados por sus padres, en una relación cercana y abierta, aún en esos momentos en los que están atravesando por los cambios biológicos, psicológicos, sexuales y sociales.

Los padres aprenden que la cercanía física es una puerta para la comunicación y la confianza, y además tiene la virtud de llegar a ser muy sutil en momentos críticos en los cuales una sola palabra puede convertirse en una gran barrera.

En el camino, padres e hijos deben aprender a soltar su propia rabia, soberbia y rencor. Es muy importante entender que cuando una persona está enojada y no se deja tocar, lo único que está logrando con esa conducta es autocastigarse, alienarse de todo y regresar al punto en el que no se tiene nada que pueda ayudar a aliviar la tristeza.

Los padres aprenden con la Terapia de Contención a dejarse abrazar aunque estén enojados y a trasladar esa experiencia a los hijos y abrazarlos cuando quieren regañarlos, sin dejar de lado la autoridad. De esta manera los hijos también aprenden la importancia del abrazo y lo buscarán cuando lo necesiten para reconfortarse.

Los abrazos entre papá y mamá también dan pie a hacer crecer el amor entre cónyuges, y qué mejor manera que hacerlo enfrente de los hijos, para que éstos vean cómo fluye el amor.

Por todas estas razones, el abrazo es la mejor forma de vida, por eso en TE ABRAZO te recomendamos practicarla para que el amor fluya en tu familia y tus hijos crezcan en ese ambiente sano y amoroso, y logren convertirse en excelentes seres humanos.

Bibliografía: ¿De dónde viene mi dolor? Opciones para sanarlo
Autor: Laura Rincón Gallardo

Deja una respuesta